Visita a Lliria

Excursión de los alumnos de Florida de la asignatura de Latín.

Los alumnos de 4º de la ESO de Florida Secundària del municipio de Catarroja han realizado una salida a Llíria para conocer más sobre la antigua Roma.

Al llegar a Edeta se dirigieron todos juntos a una zona donde se encontraban los restos que quedaban de unas termas antiguas. Ya allí, se pusieron en círculo y la guía comenzó a explicarles básicamente lo que eran las termas, los diferentes espacios que había, es decir, las habitaciones y la función que se hacía en cada uno de ellas. También que había zonas para mujeres y hombres. Acabada ya la explicación, rodearon las termas para verlas desde todos los ángulos.

A continuación, se dirigieron a un espacio museológico donde se pueden observar los restos de dos monumentos funerarios. Allí Reme, la guía, como antes había hecho, les ofreció una explicación de lo que eran los monumentos funerarios que la gente en aquella época los construía en vida, ya que ellos creían que después de la muerte había otra vida. También les explicó a los alumnos los festejos que les hacían a los difuntos y que no a todas las personas se les enterraba en el mismo sitio ni se les hacía los mismos festejos, ya que esto dependía del estatus social al que pertenecías. Otra cosa que les describió fue las lápidas que se les hacían a los difuntos y lo que se les escribía en aquella época.

Después de haber visto los monumentos funerarios de cerca y acabada la explicación, todos juntos se dirigieron al museo de Llíria.  Al llegar allí, entraron y con lo primero que se encontraron fueron con unas lápidas y, como las anteriores veces, Reme les explicó un par de cosas. Posteriormente, subieron unas escaleras y en el piso superior, se encontraban las diferentes monedas que utilizaban en aquella época, restos de frisos, joyas de los monumentos funerarios, restos de pinturas, la representación de una cocina y sus utensilios, piezas de ofrendas que se hacían a los difuntos y, por último, una maqueta de las termas romanas.

Vista ya toda la parte de arriba, se dirigieron a una sala que había en la parte inferior para empezar con el taller, en el que realizarían un mosaico. Primero, han cogido una hoja de calco y han calcado su signo zodiacal. Después, han rellenado su signo y el exterior con piedras de diferentes colores. Al acabar, los han dejado reposar en una mesa para que se secaran y así que no se les desmontara por el camino.

Una vez secados los mosaicos, los alumnos de Florida se dirigieron a la estación de vuelta a Paiporta. En el camino de regreso todos comentaban lo bien que se lo habían pasado. También se llevaron una grata sorpresa de lo bien que les habían salido los mosaicos, pese a que el tiempo para realizarlos fuera muy ajustado. Todos coincidían que había sido un buen día y que recomendarían hacer esta excursión a otros alumnos.

Andrea Sanmiguel 4º ESO A